suscriíbete e informate con Ecovida

DIA DE LA TIERRA 2018 FRENTE A LA CONTAMINACION POR PLASTICO


En 1970 se inició un movimiento ambientalista donde 20 millones de norteamericanos se manifestaron saliendo a la calle para exigir a los políticos e industriales un medio ambiente saludable. El promotor, el senador estadounidense Gaylord Nelson, instauró este día para concienciar a la población de los problemas comunes que nos afectan en torno a la contaminación, la conservación de la biodiversidad y otras presiones que atentan sobre el equilibrio de los ecosistemas y la sobrevivencia de las especies que hoy habitan la Tierra.

El Día de la Tierra es ahora un evento mundial cada año, y se cree que más de mil millones de personas en 192 países participan en el mayor día de acción centrado en la sociedad civil del mundo.
Es un día de acción política y participación cívica. La gente marcha, firma peticiones, se reúne con sus funcionarios electos, planta árboles y limpia sus ciudades y caminos. Las corporaciones y los gobiernos lo usan para hacer promesas y anunciar medidas de sostenibilidad. Los líderes de fe, incluido el Papa Francisco, conectan el Día de la Tierra con la protección de las creaciones más grandes de Dios, los humanos, la biodiversidad y el planeta en el que todos vivimos. No en vano su encíclica Laudato si, postula el cuidado de la “casa común” y la extiende como una invitación a una nueva manera de habitar, la tierra a los practicantes o no, de otras religiones.

En el 2018, frente común contra el plástico

Earth Day Network, la organización que lidera el Día de la Tierra en todo el mundo, anunció que este 22 de abril de 2018 estará centrado en movilizar a gobiernos y ciudadanos para acabar con la contaminación por plástico. Las cifras por contaminación con plástico son alarmantes. Cada año 8 millones de toneladas llegan a los océanos de las 300 millones que producimos en ese mismo lapso de tiempo. Los animales terminan envenenados o muertos al confundirlo con comida o quedar enredados. 


Los productos químicos lixiviados de algunos plásticos utilizados en el almacenamiento de alimentos o bebidas son dañinos para la salud humana. Se han demostrado correlaciones entre los niveles de algunos de estos químicos y un mayor riesgo de anormalidades cromosómicas y del sistema reproductivo, funciones cerebrales y neurológicas deterioradas, cáncer, daño del sistema cardiovascular, diabetes de aparición en el adulto, pubertad precoz, obesidad y resistencia a quimioterapia.

Muchos plásticos contienen ftalatos (DEHP) y el bisfenol A (BPA). Si se almacenan alimentos o bebidas en estos plásticos, pueden contaminarse. Si los alimentos se calientan dentro de estos recipientes en el microondas o si el plástico se ingiere como en el caso de un niño pequeño, estos productos químicos se abren paso en nuestros alimentos y en nuestros cuerpos. Ambas sustancias químicas son potencialmente dañinas para las hormonas humanas, los sistemas reproductivos y el desarrollo de la primera infancia. Cuando los plásticos se rompen debido a la exposición al agua, al sol u otros elementos, pueden romperse en pedazos pequeños, tan pequeños que la mayoría de ellos no se pueden ver a simple vista. Estos pequeños fragmentos de plástico están ahora en todas partes. Cuando bebemos agua, comemos pescado u otros mariscos, lo más probable es que también podamos estar ingiriendo pequeños trozos de plástico.

La campaña Final a la contaminación del plástico incluye cuatro componentes principales:

         Liderar un movimiento de base para apoyar la adopción de un marco global para regular la contaminación plástica.
         Educar, movilizar y activar ciudadanos de todo el mundo para exigir que los gobiernos y las empresas regulen, eliminen o reemplacen el plástico de su manufactura.
         Educar a las personas de todo el mundo para que asuman la responsabilidad personal por la contaminación plástica al elegir rechazar, reducir, reutilizar y reciclar plásticos y promover la regulación gubernamental y otros esfuerzos para combatir la contaminación por plástico.

En esta fecha los invitamos a comprometerse a eliminar el plástico de sus rutinas y sus vidas. Tomen nota de estos consejos:
No arroje productos plásticos a ríos, playas o espacios abiertos.
Recoja basura, especialmente plásticos, siempre que la vea, especialmente en estanques, arroyos, ríos y playas. Recuerde que las áreas protegidas y Parques Nacionales son un santuario para la vida. No deje nada que no pertenezca a estos lugares de conservación.
Participe y promueva jornadas de limpieza tanto como pueda en su comunidad o los lugares que visite.
No compre productos que contengan microperlas. Elija productos que tengan exfoliantes naturales en su lugar.
Prefiera los envases de vidrio para guardar comidav y lleve consigo una botella para tomar agua y no compre botellas de desechar.
Descubra las ventajas de usar una copa de silicona para el periodo y dejar de usar toallas desechables femeninas.
Lleve siempre una bolsa de tela o canasto para hacer sus compras
Asegúrese de que su conjunto, barrio o edificio tengan un reciclador que pase por el material que su comunidad previamente ha seleccionado. En el mundo de hoy, todos los ciudadanos deben saber separar los residuos orgánicos de los desechables y garantizar el acopio y reciclaje. 











































Entradas populares